Cómo reducir enfermedades y costos de lesiones: las tres P

Investigaciones muestran que, sólo en los EE. UU., las enfermedades y lesiones cuestan a las empresas hasta $576 USD al año.
¿La buena noticia? Las empresas pueden reducir significativamente estos costos al concentrarse en las 3P:
1. Programas
2. Productos
3. Personas

Crea programas de salud y seguridad para evitar que tus resultados se vean afectados

Cuando se trata de desarrollar un programa de salud y seguridad, es importante considerar dos factores: el cumplimiento y las iniciativas internas.

Invertir en programas para cumplir con las normas de seguridad tiene muchos beneficios más allá de simplemente evitar multas por incumplimiento. OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional) informa que los lugares de trabajo que establecen sistemas de gestión de seguridad y salud pueden reducir sus costos de lesiones y enfermedades en un 20% a 40%. Dado los detalles exigentes en muchas regulaciones, invertir en contratar expertos externos para ayudar a planificar e implementar estos sistemas bien vale la pena.

Desarrollar una cultura empresarial centrada en el bienestar también puede generar ahorros de costos, ya sea a través de una reducción en los gastos directos en seguros de salud o en la reducción de las pérdidas por el ausentismo y la disminución de productividad que causan incluso las enfermedades rutinarias.

Si bien los estudios muestran resultados mixtos en iniciativas a gran escala que buscan cambiar los comportamientos básicos de estilo de vida de los empleados más allá del lugar de trabajo, los esfuerzos a pequeña escala y sentido común en el trabajo pueden tener un gran impacto. Por ejemplo, el Centro para el Control de Enfermedades dice que instituir un programa para mejorar la higiene de las manos es como darle a tu fuerza de trabajo una vacuna de "hazlo tu mismo", reduciendo la incidencia del resfriado común en un 21%. El Centro para el Control de Enfermedades agrega que tales iniciativas pueden incluso ayudar a detener la propagación de gérmenes y prevenir enfermedades respiratorias como la gripa.


Aprovecha los productos del lugar de trabajo que promueven el bienestar de los trabajadores

Fomentar la higiene en el lugar de trabajo al reforzar la importancia del lavado de manos y al proporcionar desinfectante de manos es una manera simple de mantener a los trabajadores saludables. También el reemplazar trapos con paños de limpieza industriales, que evitan la exposición a toxinas que pueden permanecer en los trapos incluso después de la limpieza. Estos son sólo dos ejemplos y, como siempre están surgiendo nuevas innovaciones de productos, vale la pena mantenerse al tanto de los avances que pueden mejorar la salud y la seguridad de los trabajadores.

Contrata a las personas que hacen que todo funcione

Construir una cultura que se centre en el bienestar no sucederá por sí solo, necesitas expertos y campeones internos para informar, equipar e inspirar a tu organización. En algunas empresas, esta función puede ser desempeñada por un Gerente de Seguridad Industrial, con una educación en prácticas de salud y seguridad laboral. En otros, el cargo de reducir enfermedades y lesiones puede incluso ser dirigido por alguien con el título emergente de Higienista Industrial (un rol ahora lo suficientemente prominente como para tener su propia asociación nacional, la AHIA). Trabajando junto con tus líderes operativos, de recursos humanos y de comunicaciones, estos expertos técnicos pueden identificar tus áreas de riesgo específicas y formular planes para resolverlas.

Programas, Productos, Personas: Cómo implementas las Tres P puede determinar qué tan bien controlas los costos asociados con las enfermedades y lesiones.


Fuentes
Forbes: US Workforce Illness Costs $576B Annually
NY Times: Do Wellness Programs Work?
OSHA: Safety and Health Add Value
Wired: Taking a Culture-First Mentality with Workplace Wellness
CDC: Handwashing Guidelines
CDC: Protect Against Flu