Cómo implementar las 5S de forma eficiente (y tan fácilmente como 1-2-3)

Al igual que muchas filosofías de gestión, las 5S a menudo siguen siendo solo eso: una filosofía, un ideal que nunca se implementa completamente en el taller, pero que se comenta mucho desde la sala de juntas hasta los tablones de anuncios. Sin embargo, si las empresas aplican un poco de sentido común, algunos suministros poco comunes y mucho seguimiento, las 5S pueden traducirse en un éxito sorprendente.

Paso 1: Involucra a tus empleados

Algunos procesos se olvidan de las personas que realmente importan: los trabajadores que deben implementar el modelo 5S y convertirlo de una teoría bien intencionada en hábitos bien arraigados. Entonces, tu primer paso es involucrar a tus empleados ... en cada paso.

Conviértelos en tu primera parada para entrevistar o seguir en un día de trabajo en cualquier fase de evaluación o descubrimiento utilizada para evaluar los desafíos particulares en el taller. Obtendrás una visión práctica y verdadera de lo que funciona, lo que no funciona y lo que sus futuros implementadores de 5S están dispuestos a hacer. Quizá lo más importante, al involucrar a los empleados en el proceso, los compromete en el resultado, asegurando una mejor participación a lo largo del camino de las personas que finalmente tienen que dar vida a sus iniciativas 5S.

Paso 2: Dar el paso adicional

En ese primer paso, las empresas (al menos las buenas) generalmente están dispuestas a hacer su tarea, como se mencionó anteriormente, para saber exactamente dónde hay espacio para mejorar sus áreas de trabajo. Luego pasarán al trabajo de planificación, utilizando ese aprendizaje para adaptar los principios de 5S a sus lugares de trabajo específicos. A continuación, anunciarán la iniciativa a través de reuniones, materiales de comunicación y sesiones de capacitación, todo en un esfuerzo para comunicar claramente qué se debe hacer y cómo.

Hasta aquí, sin problema. Pero eso todavía no consigue que una compañía llegue hasta el nirvana de las 5S. No, todo lo anterior es simplemente una herramienta para colocar 5S en la cabeza de los empleados. Pero demasiadas organizaciones tampoco logran poner las nuevas herramientas en sus manos, literalmente. Los grandes planes a menudo pasan por alto las pequeñas mejoras en herramientas, equipos y materiales que pueden, con el tiempo, marcar una gran diferencia en la vida laboral diaria y la productividad de su fuerza laboral.


Considera el ejemplo del trapo viejo. Si estás exhortando a tus trabajadores a que adopten la tercera "S" de "Shine (brillo/limpieza)" de una manera completamente nueva, no es probable que se logre con los mismos trapos viejos. Sólo el tiempo que se necesita para buscar en el contenedor de trapos por uno utilizable es suficiente para arruinar las tasas de productividad. Y seleccionar un trapo sucio, o uno inadecuado para una tarea en particular, no solo perderá tiempo, sino que posiblemente requerirá que se tenga que rehacer.

¿La solución? Paños modernos, diseñados para tareas específicas, almacenados en dispensadores fáciles de encontrar y usar. Se ha demostrado que utilizar paños desechables permite a los trabajadores realizar un trabajo en hasta 23% menos tiempo con un 20% menos esfuerzo, en comparación con los trapos.

Los mejores paños de limpieza son sólo un ejemplo. El factor real es asegurarse de que está dando ese paso adicional en su trayectoria por con las 5S y yendo más allá de la planificación hacia las mejoras prácticas para la implementación.

Paso 3: Reconozce y recompensa a tus empleados (y a tu empresa)

Para la administración, la implementación de un programa 5S puede parecer una obviedad, una parte imprescindible de un programa de mejora continua. Para sus empleados, sin embargo, puede parecer simplemente otra ronda de cambios corporativos interminables. Tal como señala un artículo de Harvard Business Review, "muchos esfuerzos de cambio corporativo son recibidos con los ojos en blanco por parte de los empleados".

Para evitar ésto, mientras se siguen tomando acciones para la productividad, asegúrate de reconocer y recompensar a los empleados por la implementación exitosa de las 5S. Primero, se creativo con su reconocimiento personal, en las reuniones del departamento, las comunicaciones de la empresa, incluso sus esfuerzos de relaciones públicas. Hazles saber que sus esfuerzos son vistos y están teniendo un impacto.

En segundo lugar, recompénsalos. Esto puede parecer una Motivación del Empleado Básico, pero incluso los premios pequeños y bien pensados pueden marcar la diferencia: Tarjetas de regalo, un día libre. O crea una manera de factorizar su desempeño 5S en revisiones anuales. El método y el alcance de la recompensa depende de ti y de la situación particular de la empresa.

No olvides, tus empleados no son los únicos recompensados por un programa 5S exitoso en curso. Los beneficios combinados de mayor eficiencia, seguridad y satisfacción de los trabajadores producen una mayor productividad, menos días perdidos y una mejor retención de los mejores trabajadores.

Así que cuando estés persiguiendo las 5S, hazlo de verdad

Fuente:
Harvard Business Review
Tork