Ofrece una experiencia gastronómica limpia y segura

Según el Informe Tork, tocamos unas 300 superficies cada 30 minutos, exponiéndonos a unos 840,000 gérmenes en ese tiempo. Con muchos clientes visitando restaurantes cada día y varias personas involucradas en la preparación de alimentos, comprender lo que tocamos y con qué frecuencia es fundamental para minimizar la propagación de bacterias.
 
De hecho, la creciente conciencia de ciertos riesgos para la salud, como las enfermedades transmitidas por los alimentos y otras enfermedades infecciosas, ha puesto relevancia a la importancia de la higiene y la limpieza de las manos. Como resultado, los consumidores confían en los gerentes de las instalaciones para proporcionar e implementar las soluciones apropiadas necesarias para abordar estos problemas.
 
Los consumidores quieren soluciones que limiten la necesidad de tocar superficies muy usadas, particularmente en baños públicos o restaurantes. Estas ideas han llevado a los fabricantes a desarrollar soluciones sin contacto que tienen en cuenta la higiene, la estética y el ahorro de costos para superar la contaminación cruzada y mejorar la sustentabilidad.
 
Sin embargo, muchos dueños de restaurantes sólo han implementado soluciones para mejorar la higiene en el área donde se atienden clientes, pero es igual de importante en la cocina. Según el Informe Tork, cosas que usamos todos los días, como la puerta del microondas a menudo tiene más gérmenes que el baño.
 
La tecnología sin necesidad de contacto no sólo mejorará la experiencia del cliente y mantendrá las instalaciones limpias y sin desorden, sino que también puede reducir el desperdicio. Menos papel, menos desperdicio y menos costo, todo mientras mantiene a sus clientes seguros y saludables.
 
La conclusión es que actualmente los clientes son más conscientes de los beneficios de un entorno donde no tienen que tocar nada y buscan que los restaurantes que visitan satisfagan sus necesidades al proporcionar una experiencia gastronómica limpia y segura, en el frente y detrás del restaurante.
 
Fuente: